El cerebro que evolucionó para jugar Super Mario World

Imprimir
Publicado el Viernes, 24 Julio 2015 Escrito por Álvaro Barbero Jiménez

La Inteligencia Artificial sigue avanzando. Estamos lejos de que Skynet, H.A.L. o GLaDOS tomen consciencia propia y acaben con la raza humana, pero mientras tanto hay maquinitas por ahí que hacen cosas divertidas. Ya hace poco Google demostró cómo una de sus redes neuronales artificales podía aprender a jugar a cualquier juego de la Atari. Esta vez vamos a algo más específico y vemos cómo una IA aprender a superar un nivel de Super Mario World, partiendo de ninguna idea real de cómo se juega a aquello.

El vídeo en inglés lo explica, pero cuento algo más: lo interesante del asunto es cómo aprende la red. En realidad el programa que aprende construye no una, sino múltiples redes neuronales, cada una con diferentes estrategias acerca de cómo controlar a Mario en función de lo que vaya apareciendo en pantalla. Estas estrategias se definen aleatoriamente, por lo que al inicio del proceso estos cerebros hacen cosas bastante tontas, o no hacen absolutamente nada útil. La clave del asunto está en tomar esas redes aleatorias y quedarse solo con las que funcionen mejor, para a continuación generar otras nuevas redes que se parezcan a estas, aunque con ligeras modificaciones para ver si alguna de ellas mejora a sus versiones originales. Es lo que se conoce como un algoritmo genético, y los resultados son patentes: tras varias generaciones de redes se obtiene un cerebro artificial capaz de superar el nivel sin ningún problema y hasta mostrándose farruco en el proceso.

Sí, la Inteligencia Artificial puede jugar a Super Mario World mejor que yo. Pero... ¿puede acaso disfrutar como yo lo hago?

Friday the 26th.
Copyright 2012

©