Microjuego: Last Dive

Imprimir
Publicado el Viernes, 08 Agosto 2014 Escrito por Álvaro Barbero Jiménez

Hace nada decía que las pantallas subacuáticas me parecen un truño, pero que hay juegos que las hacen bien. Hoy tengo otro buen ejemplo de ello y es Last Dive.

Hay dos cosas que hacen que este juego sea memorable. La primera es la ambientación: en lo que iba a ser un tranquilo paseo de buceo acontece un pequeeeeño accidente de nada y... básicamente acabamos perdidos en el fondo del océano, con un tanque de oxígeno limitado y un ataque de ansiedad del copón. Toca agarrarse los machos y ver cómo demonios salimos de las profunidades abisales, que se dice pronto. Y ahí es donde entra el segundo elemento a destacar: el trabajo de buzo es tremendamente pesado y hace que nos sea imposible andar. La única forma de desplazarse es a base de saltos, que hay que medir con mucho cuidado para ajustar bien en altura y longitud, y así no acabar cayendo por alguna fosa sin fondo o entre los dientes de algún otro vengador del surimi.

Solo digo una cosa más: de nuevo, la ambientación. No doy más detalles al respecto, pero ahí dejo que la cosa tiene más profundidad que la que parece. Que metafórico todo.

Monday the 27th.
Copyright 2012

©