A Game of Numbers

Imprimir
Publicado el Viernes, 03 Octubre 2014 Escrito por Álvaro Barbero Jiménez

"Me gustan las matemáticas". Y cuando lo afirmo así, directamente, frente al público general, la gente se horroriza. Si dijera "me gusta el fútbol" o "me gusta ir al cine" nadie se alarmaría. Pero curiosamente, si tuviera aficiones algo menos populares como "me gusta la literatura rusa" o "me gusta el paracaidismo", es más que probable que recibiera señales de aprobación de mis acompañantes. No ocurre así con las matemáticas.

¿Por qué? Tal vez porque muchos conservan aún el perturbador recuerdo de aquellos exámenes de matemáticas del instito o de la carrera, que requerían memorizar fórmulas y realizar cálculos largos y aburridos. Y es una lástima, porque por mi parte tengo un muy mal recuerdo de aquellas clases de literatura en las que se nos obligaba a memorizar y recitar como un papagallo la vida y obras de distintos autores, sin llegar realmente a tener alguna idea sobre sus escritos. Pero eso no me ha quitado el gusto por leer. ¿Por qué entonces?

No soy quién para responder a esa pregunta. Pero si algo es cierto es que las matemáticas encierran los mayores y más interesantes puzles que uno puede encontrar. Los sudokus, aun siendo sencillos, son un gran ejemplo. A Game of Numbers y su uso de la aritmética son otro.

Monday the 27th.
Copyright 2012

©