Hydorah

Imprimir
Publicado el Domingo, 22 Mayo 2016 Escrito por Álvaro Barbero Jiménez

"Atención: este juego se rige por los estándares de los años 80". Este es el primer aviso con el que nos recibe Hydorah, y no se trata de un mensaje en vano. En los 80 los juegos eran muy breves en tiempo y fases, tanto por limitaciones técnicas de la época como por la cultura de esa aún muy joven industria de los videojuegos. De modo que para proporcionar una experiencia duradera la opción más recurrida era la dificultad. En aquellos juegos no era tu personaje, sino tú mismo el que iba ganando experiencia y mejorando en habilidades.

Curiosamente, si hay un género que ha tendido ha mantener esa dureza y hostilidad hacia el jugador ha sido el de los shoot'em up, y que hoy en día seguimos encontrando en eso que viene tanto desde Nipón y que ha venido a llamarse el bullet hell. Hydorah, siendo "nuevo viejo clásico" no tira por esos derroteros de cientos de balas en pantalla que debemos esquivar con nuestra nave de 4 pixeles, pero es igualmente mortífero. Y es que es de esos juegos en los que no solo los enemigos te matan, sino también el escenario, las condiciones climáticas, y todo tipo de cosas sorprendentes. En Hydorah es la experiencia de fallar una otra y vez la que nos hará aprender cómo evitar esas desastrosas situaciones.

Humildemente tengo que admitir que Hydorah es un juego que ha venido estando semi-abandonado en mi ordenador cosa de 2 años, durante los cuales no era capaz de superar ni el segundo nivel. Pero recientemente y animado por mi victoria en Curse of Issyos me armé de valor y retomé el juego. Mi experiencia ha sido dolorosa, pero al mismo tiempo maravillosa. Explorar con duro esfuerzo cada uno de los planetas de la galaxia de Hydorah, emplear con sabiduría las 3 únicas opciones de salvado que nos otorga el juego en cada partida, derrotar bosses gigantescos y encontrar los tesoros y armas escondidos en los lugares más inhóspitos y extraños ha sido una experiencia fantástica.

Buscando otras críticas de este juego por internet leo que el punto negativo más recurrente que le achacan es que no llega a estar del todo al nivel de clásicos como R-Type. Pues señores amigos del shoot'em up, si esto es lo peor que puede decirse de esta obra, ya están tardando en agarrarse los machos y domar a esta bestia como es debido. Mención especial también a la increíble banda sonora, que cuenta con maravillas como esta o esta.

Monday the 27th.
Copyright 2012

©