¿Quién eres en realidad?

Imprimir
Publicado el Domingo, 27 Septiembre 2009 Escrito por Uman

¿Quién eres en realidad?

Autor: Uman



Prólogo



El Comienzo de la primavera estaba cada vez más cerca y Basso estaba de cumpleaños...

Basso: Mamá, mamá ya cumplo 12 hoy...
Cristina: Hijo ya eres un niño grande, ojala tu padre pudiese ver en lo fuerte que te has convertido....
Basso: Mamá, ¿Por qué nunca me hablas de él?
Cristina: No vale la pena, era un egoísta que solo velaba por sus ideales.
Basso: Madre, cuéntame, que paso con mi padre, cuéntame como regalo de cumpleaños, vamos.
Cristina: Esta bien Basso, creo que ya estas lo suficientemente grande como para saber que paso aquel día.

"Era un día como hoy, comenzaba la primavera, pero el invierno de hace 10 años fue distinto a este. Este invierno no tuvo piedad con las casas ni con la naturaleza del lugar, fue una masacre, no quedo planta parada después de aquel frio. Tu padre era un héroe en la aldea, el era ambicioso y bueno... como todo hombre de su edad quería salir y viajar por el mundo. Tu padre ya hace un tiempo me decía que quería ser un "Replica", un cazador de monstruos profesional, una de las tantas profesiones de la gran ciudad. Desgraciadamente yo no lo podía acompañar, ese día tu padre me beso pro ultima vez y luego se fue, yo no lo lograba entender hasta el día de hoy. Luego que el se fue el invierno paro, y la primavera se hizo notar, aunque las flores crecieron y eran maravillosas, para mí era la primavera más triste que alguien pudo haber pasado, me sentía desolada, tu ya con 2 años de edad, apenas recuerdas a tu padre, pero él era un gran hombre, eso no tiene duda"

Basso: Madre, ¿Qué es un Replica y cuáles son las otras profesiones de las que hablabas?
Cristina: Un Replica es...



Capitulo 1. La carta


Cristina: Basso, un Replica es un cazador de monstruos profesional como te había dicho, se bien que no entiendes...
Basso: ¡Quiero ser un Replica!
Cristina: Santo cielo Basso de que estás hablando.
Basso: ¡vamos mama, sabes que yo soy muy parecido a mi padre en todo, y si él es un Replica, también puedo serlo yo!
Cristina: Hijo...
Basso: Por favor madre, a mí tampoco me gusta estar en esta aldea, aquí no tengo futuro alguno si no es como jardinero o leñador. Madre, quiero encontrar a mi padre y tratar de entender porque me abandono. El bosque me hizo fuerte y con reflejos muy buenos, se que seré un cran cazador de mounstros.
Cristina: Déjame pensarlo hijo.
Basso: Esta bien... pero no tardes mucho...

Así es como Basso no converso mucho con Cristina para dejarla pensar por unas largas 2 semanas. Basso para su corta edad era un niño muy sabio, y sabia que no podía presionar.


Basso: (Dentro de sí) (Aff, estoy cansado de cortar leña)...
Cristina: ¡Basso! ¡Hijo ven, necesito decirte algo!
Basso: Dime madre ¿qué pasa?
Cristina: Toma Basso...
Basso: ¿Una espada?
Cristina: Si, es de tu padre, no es cualquier espada, Basso, no te eh contado todo. Cuando tenias 6 años, tu padre me vino a ver, pensé que vendría por ti, pero no, el me vino a dejar esto y una cosas más para ti, me dijo que no te las entregaras hasta que decidieras buscarlo, toma.
Basso: ¿Una carta?
Cristina: Te dejare solo un momento, léela y luego me buscas para saber que decisión tomaste.
Basso: Esta bien.

Basso tenía miedo de abrir esa carta, pero la curiosidad fue más fuerte...


"Querido Hijo:

No sé muy bien cuál es tu forma de pensar acerca de mi, pero en realidad no me interesa, se que suena un poco egoísta, pero no puedo dejar pasar la oportunidad de dejarte en claro, que no me arrepiento de todo lo que eh hecho. Se que debes ser parecido a mí, pero has sacado los ojos de tu madre, ¿Que como lo sé? Pues soy un Replica y los replica andamos como sombras que no se pueden notar. Hijo, se muy dentro de mí que algún día querrás seguir mis pasos, pues tienes la tenacidad que yo tengo, Hijo te estaré esperando en la ciudad de Nínive, allí sabrás más de mi, habla con Orlando el cantinero, pregúntale en donde estoy.

Hijo, te estaré esperando.

Se despide, Tu Padre."


Basso: Esta decidido padre, en donde estés, te encontrare para saber... ¡quien realmente eres!
Cristina: ¿Hijo que decisión has tomado?
Basso: Madre, Debo viajar, ¡ya tengo un reto en mi vida!


Capitulo 2. La espada Amuzeus


Así es como continua nuestra historia, Basso empaco todas sus pertenencias y se puso en su espalda la espada de su padre.

Cristina: ¿Estás seguro que quieres hacer esto Basso?
Basso: Lo siento madre, pero estoy seguro, pero no te angusties, prometo volver a casa. Nunca te dejaría sola toda la vida.
Cristina: Suerte hijo que FARGARD este bendiciéndote.
Basso: Gracias madre. Cuídate, te quiero mucho.
Cristina: Se fuerte hijo, cosas muy distintas a las que has vivido hasta ahora vendrán sin preguntar.
Basso: ¡Adiós y suerte!

Así es como Basso emprende su viaje, todo lo que tenía en su mochila era una manzana, la carta de su padre y un poco de Gring (oro) para el pasaje hacia la ciudad Nínive.

Basso: Valla… Nínive queda bastante lejos, y me estoy aburriendo. ¡Oh!… ¿que fue ese ruido?
Ninfa: Hola, ¿quién eres tú?
Basso: Emm, ¿supongo que las personas se presentan antes de pedir el nombre del otro no?
Ninfa: Pues si no quieres compañía, pues allá tu.
Basso: Mi nombre es Basso, Basso Baker.
Ninfa: Lindo nombre, el mío es Ninfa Yétela… ¡Maldita sea!
Basso: ¿Qué pasa?
Ninfa: ¿Cómo? ¿No tienes idea lo que pasa a esta hora?
Basso: Lo siento, soy viajero.
Ninfa: No, yo lo siento, pero si no corres en este momento no te podré contar nunca.
Basso: ¿Correr? ¿Por qué?
Ninfa: ¡Corre!

De pronto un árbol se cae y Basso se queda pasmado con lo que ve. Un monstruo de 5 metros de altura, grande de 2 cabezas.

Ninfa: ¡Maldita sea Basso si te quedas ahí parado te comerá el Fetiche!
Basso: ¿Fetiche, ese es su nombre?
El mounstro de repente se agacha quedando cara a cara con Basso, quien no duda en sacar su espada, el mounstro abre los ojos tanto que Basso pensó que se le saldrían y sale huyendo gritando como un polluelo recién nacido.
Ninfa: ¿De… de donde sa… sacaste esa es… espada….?
Basso: Es un regalo de mi padre.
Ninfa: ¿De… de tu padre dices?
Basso: Si, ¿por qué?
Ninfa: Juraba que no era más que una leyenda, no lo puedo creer…
Basso: No entiendo nada Ninfa, ¿de qué estás hablando?
Ninfa: Una historia que cuentan los ancianos de este lugar, dicen que hace más de mil años una espada fue forjada por la misma mano del dios Fargard, y que esta espada se la regalo a un mortal el cual tenía grande habilidades, quien tuviese esa espada podría tener el control de lo desconocido. Todos reconocerían esa espada por su empuñadura que brilla cuando e portador corre peligro. Si el Fetiche le tenía miedo a esa espada es porque mis padres me contaron que hace 6 años paso por aquí un hombre, un Replica dicen, que hirió al Fetiche que lo atacó en el ojo.
Basso: Aquel del que hablas es mi padre, esta espada a estado en mi casa por 6 años cuando él la fue a dejar para mí.
Ninfa: ¡Basso! Deja me ir contigo, a donde quieras que vallas de seguro habrá aventuras…
Basso: Está bien de todas maneras un poco de compañía no sería malo…
Ninfa: ¡Decidido!
Basso: Pero dime Ninfa, ¿cómo se llama la espada?
Ninfa. La espada se llama AMUZEUS...

Más amigos se integran a esta historia, ¿habrán mas sorpresas?



Capitulo 3. La Despedida.


Nuestros viajeros estaban emocionados por tanta aventura que les espera.

Ninfa: Que barco tomaremos Basso…
Basso: No lo sé, no soy de por aquí.
Ninfa: Pues sería el barco de Capitán Marco
Basso: ¿Capitán Marco?
Ninfa: así es...
Basso: Psss será así entonces.

De la nada suena una campa bulliciosa...

Basso: ¿Qué es eso?
Ninfa: ¡¡¡Es el barco!!!

Basso y Ninfa corres desesperados a por el barco, pero este ya tenia una distancia lejana.
A Basso se le ocurrió una idea...


Basso: Ya se, la espada...

Basso movió la espada fuerte para atrás, ¡¡¡Logrando que el tiempo se devolviera unos minutos!!!

Ninfa: ¿Que, que paso?
Basso: No lo sé, fue una intuición, que nació dentro de mí, no sé como lo hice pero creo que podre dominarlo pronto.
Ninfa: ¡Eres genial! subamos al barco.

Capitán Marco: ¡¡¡Ya nos vamos, eleven anclas!!!

Basso: Al parecer nadie más que tú y yo nos dimos cuenta de lo que pasó...
Ninfa: ¿Porque yo y nadie más? ¿Y cómo hiciste eso que hicisteis?
Basso: No me preguntes a mí, debemos buscar respuestas en la ciudad de Nínive.

Capitán Marco: Esta bien, ¡despídanse de casa!

Basso: Mi hogar, durante toda mi niñez, espérame casa, volveré, ¡y volveré con mi sueño cumplido!



Capitulo 4. Arribius.


Basso y Ninfa siguen en su viaje hacia su destino....

Basso: Debemos estar a punto de llegar.
Ninfa: Eso creo, pero sería importante saber que hacer al llegar allá y como es el lugar, ¿Le preguntamos al capitán a ver que nos puede decir de la ciudad de Nínive?
Basso: Es una buena idea.

Capitán: ¿Hablaban de mi?
Basso: Si Capitán, por favor, ¿Qué nos puede decir de la ciudad de Nínive?
Capitán: ¿La ciudad de Nínive eh?, es una ciudad perdida en la maldad, una ciudad que hace mucho tiempo era prospera y bendecida por los dioses, pero ahora no es más que un antro de prostitutas y alcohólicos.

Ninfa: Valla, ¿Y como sucedió todo eso?
Capitán: Pues veras, esa historia no la conozco jejeje...
Ninfa: Pero yo que pensé que eras n hombre sabio -.-
Basso: Bueno no importa donde tenga que ir para buscar a mi padre y mi destino.
Capitán: Bien dicho chico. Estamos pro llegar. ¡¡¡Bajen las velas!!!


Ninfa: ¡¡¡Qué emoción!!!
Basso: ......

Nuestros amigos están próximos a descender en la famosa ciudad de Nínive, que por lo que ahora sabemos, es un lugar lleno de maldad.

Basso: Debemos tener cuidado...

Nuestros amigos entusiasmados por lo que les espera, bajan del barco y llegan a la ciudad de Ninive...

Ninfa: Uff... al fin... Tengo hambre Basso.
Basso: SI, yo también, veamos donde podemos comer.

Desconocido: ¡¿Comer?!, ¡¿Comer?!, ¡¿Han dicho comer?! ¡Pues llegaron a buen puerto, porque yo tengo los mejores pescados de Ninive!

Ninfa: Ufff... pero estos pescados estna pasaditos...
Desconocido: No... si todos los pescados huelen asi aqui en Ninive...
Basso: ¿Quien eres?
Desconocido: Mi nombre ahora es desconocido, ¡pero pronto lo conocera todo el mundo!
Ninfa: Y sería......
Desconocido: Arribius!

Basso......

...................





Ninfa: ¿Arribius?
Basso: ¿Tendrá algo que ver con arribista?
Arribius: Jajaja, mi pequeño amigo eres muy chistoso...
Basso: -.-
Ninfa: Bueno, bueno Arribius ¿No sabrás donde podríamos comprar comida fresca?
Arribius: No a excepción de que tengáis mucho dinero. ¿Acaso sois millonarios?
Basso: ¿A qué te refieres?
Ninfa: Pues Basso, el quiere decir que la comida acá en Nínive es muy, muy cara.
Basso: Oh Cielos, y yo no quiero comerme ese pescado podrido.
Arribius: Pues como veo sois guerreros.
Basso: ¿Que tiene que ver eso?
Arribius: Aquí en Nínive ganas dinero peleando. A la gente le entretiene ver como los demás se sacan el cerebro...
Ninfa: Llévanos...
Arribius: ¿De verdad creéis que podéis ganar?
Basso: Si...
Arribius: (Que seguridad)... ¡Pues seguidme al Domo!

¿Qué clase de peligros vivirán nuestros héroes con este nuevo amigo?


Continuará...
Thursday the 25th.
Copyright 2012

©