Transport Tycoon Deluxe

Imprimir
Publicado el Sábado, 04 Abril 2009 Escrito por FM

Habiendo un montón de juegos abandonware en donde hay que simular el emprender de una empresa que de a poco se va haciendo grande y va dejando en bancarota a sus adversarios, éste me ha gustado especialmente. Sonará maquiavélicamente capitalista, pero no pasa de ser un juego, bastante divertido por cierto. Como podrán imaginar a partir del título, en esta entrega debemos crear sistemas de transportes, los cuales deberán encargarse de comunicar y abastecer los distintos pueblos, ciudades e industrias del mundo virtual que nos toque jugar. Tomamos el rol de un empresario en pleno siglo XX, donde la revolución en los medios de transporte está a la orden del día, quien con un puñado de dólares deberá ser capaz de llevar a su empresa a la cima del éxito, apartando a toda empresa de la competencia que nos quiera complicar las cosas.

Este juego en un principio puede tornarse en extremo difícil, más si no se está acostumbrado a los juegos de simulación (Sim City, Theme Hospital, entre otros), ya que contiene muchas opciones para construir transportes y todo nuestro dinero inicial (que bordea los $100.000) es propiedad del banco quien interesadamente (sí, nos cobran intereses) nos lo ha prestado para poder emprender en el mundo laboral. A mí me tomó varias partidas frustradas (equivalente a varias horas de diversión con suspenso) poder agarrar vuelo en la economía de mi empresa, hasta que conseguí librarme de mi deuda con el banco, no sin antes haber pasado varias horas de paciencia y trabajo minucioso controlando mis propiedades, para luego recibir ganancias sustanciales (y no pérdidas y deudas como es común al principio del juego). Esto sumado a lo inútiles y poco prácticos que son las demostraciones en video que incluye el juego para aprender a jugar. Por lo tanto, para este juego debes disponer de mucho tiempo libre, porque te engancha demasiado el ansia por ver triunfar a tu empresa (la cual apenas sabes controlar) que parte sumergida en un pozo donde las probabilidades de ganar son casi nulas.
 

Los pueblos se expanden a medida que sus medios de transporte lo permiten.

Disponemos de un montón de alternativas de transporte, las cuales van apareciendo de a poco, a medida que van surgiendo necesidades en el escenario que juguemos. Lo más común es iniciar construyendo estaciones de para microbuses que pasarán por los pequeños pueblos recogiendo pasajeros. Luego podrás crear camiones de carga, para transportar materias primas, valores o correos. También podrás construir aeropuertos, donde los aviones te ayudarán a transportar pasajeros y correo, pero tú puedes remodelarlos para que sean útiles en el transporte de otras cargas materiales. Es posible también conectar pueblos ubicados en distintas islas mediante un sistema de transportes marítimos, por donde podrán viajar pasajeros y valores. Por último, tienes la alternativa de crear trenes de carga, multifuncionales en lo que son capaces de cargar, ya que puedes equiparlos con vagones para pasajeros, correo, mercancías, valores, petróleo, entre otros. Obviamente, tu control por sobre los distintos rubros del transporte irá creciendo de a poco, porque el costo de mantener todos los vehículos e instalaciones mencionadas anteriormente es altísimo.

A medida que los pueblos tengan mejores condiciones de transporte (paraderos de microbús, estaciones de ferrocarril, aeropuertos, helipuertos, muelles, abastecimiento de camiones, entre otros), irán adquiriendo más población y como consecuencia, se irán expandiendo. Verás como los edificios crecen, junto con las carreteras y las casas que van generando cordones periféricos (tal como pasa en las ciudades reales). Y como la exploción demográfica se ve retrada en este juego, los pueblos que vayan creciendo gracias a tus avances en el sistema de transportes, irán necesitando más vehículos para saciar las necesidades de todos sus habitantes.
 

Te acordarás de Macondo cada vez que los habitantes de un pueblo aislado del mundo celebren la llegada de su primer ferrocarril o primer aeroplano.

¡Ojo con la competencia! En más de una ocasión te harán pasar rabias porque estás emparejando un territorio para poner tus instalaciones y ellos se aprovecharán de tu trabajo y se adelantarán. También suelen llenar de vías ferroviarias el escenario, lo cual puede volverse molesto para tus vehículos de carreteras (microbuses y camiones), puesto que en el juego no están ausentes los accidentes vehiculares. Con frecuencia veremos camiones arrollados por ferrocarriles, aviones que no funcionan perfectamente y terminan cayéndose y estallando, o trenes que por falta de ingeniería coherente en el diseño de las vías, terminan estrellándose. Como se darán cuenta, puede sonar bastante trágico , pero es parte de las dificultades con las que se debe enfrentar un buen empresario de transportes.

Por si fuera poco, cuando ya eres un millonario empresario puedes tener tus propias industrias de refinería de petróleo, centrales eléctricas, aserraderos, entre otros. Dichas industrias puedes encontrarlas en un principio del juego, pero sin propietario conocido, a las cuales sólo puedes ayudar transportando las materias primas que necesiten (por ejemplo, la refinería necesita que le envíen petróleo o las centrales eléctricas necesitan carbón).
 

Dentro de los cuatro tipos de escenarios que podemos elegir, hay un país de las maravillas donde somos pequeñas civilizaciones dentro de grandes caramelos, paquetes de regalo, entre otros. También puedes jugar en lugares muy vegetados, desérticos o nevados.


Como punto en contra, debido a la excesiva duración de cada partida del juego (muchas horas), puede que cuando termines de jugar tu primera partida estés harto, te dé pereza empezar de cero y no quieras volver a jugar en un buen tiempo. Esto hace del juego una excelente alternativa para cuando necesites pasar el tiempo afanado en algo, pero agotador a la larga. Aunque no creas que debes estar el 100% del tiempo pendiente del juego: al necesitarse tiempo para que los sistemas de transporte se estabilicen, funcionen y te generen ganancias sustanciales, puedes dejar el juego corriendo mientras haces otras cosas, como hacer aseo o chatear con tus amigos, y cada cierto tiempo vuelves a echar un ojo al juego para ver que todo funcione correctamente. El juego no contiene campañas ni modo historia, por lo que cada partida que juegues en los escenarios que tienes a tu disposición será única.

Tips:

- En un principio del juego, puede que te venga bien pedir algunos préstamos adicionales al banco para poder comprar más vehículos que te generen ingresos. A la larga es eso una buena inversión y pronto podrás saldar tus deudas.

- Acepta todos los vehículos que te ofrezcan probar. Esto no te compromete a tener que comprarlos, simplemente es útil para tener alternativas.

- Los aviones son muy delicados y caros, pero al mismo tiempo son los vehículos que más ingresos te pueden generar. Los aviones más confiables que encontré fueron los dos primeros (Sampson U52 y Bakewell Cotswald LB-3) más el helicóptero. No son los más rápidos, pero son los que al menos a mí, me resultaron más seguros y a la larga más beneficiosos. Hay otros aviones muchos más veloces y con más capacidad para transportar pasajeros, pero suelen caerse.

- Si eres partidario de la competencia desleal, hay algunas tácticas de sabotaje para las empresas contrarias que podrías usar, como detonar trozos de carretera que sirvan a los camiones o microbuses rivales para llegar a sus paraderos. También puedes colocar tus vías ferroviarias por donde pasan los vehículos de carretera de las otras empresas, y así con relativa frecuencia ocurrirán "accidentes" donde tus trenes aplastarán a sus vehículos. Es éticamente cuestionable, pero no olvides que esto es un juego .

- Es importante siempre ofrecer un buen servicio de transportes en las localidades que cubras, así te ganas el prestigio de las autoridades y más adelante te permiten edificar más instalaciones. En cambio, si el servicio que ofreces es malo, no te permitirán construir más instalaciones para mejorarlo.

Descargar Parche TTD (Necesario para jugar en Windows posteriores a Windows 98)

Instrucciones:

Una vez descargado el juego y el parche, debes descomprimir todo en una misma carpeta. Para jugar luego sólo debes abrir el parche ("ttdpatchw.exe") y debería funcionar correctamente.

Enlaces de interés:

Video de Transport Tycoon Deluxe

Completísima web sobre TTD (en inglés)

Tuesday the 25th.
Copyright 2012

©