Myth: The Fallen Lords

Imprimir
Publicado el Miércoles, 20 Enero 2010 Escrito por FM

 

 

Myth: The Fallen Lords es un innovador videojuego de estrategias creado por Bungie Software en 1997, la época en que los juegos en tres dimensiones se volvían cada vez más populares y frecuentes, pero esa revolución gráfica no se había trasladado todavía a los juegos de estrategia. En esa época triunfaban títulos como Age of Empires, Warcraft o Command and Conquer: Red Alert, pero todos tenían el factor común de jugarse en escenarios fijos con una cámara que no podía girarse para apreciar todos los ángulos, detalle que cambiaría con el título que pasamos a analizar. Esto sumado a una interesante trama, trabajados gráficos, sangrientas batallas contra seres no-muertos y difíciles misiones, hicieron de Myth un juego alucinante y trascendente.

 

 

Nos situamos en un mundo fantástico reinado por el caos y la destrucción. Es el decimoséptimo año de guerra entre los humanos contra los no muertos. El ejército de los Caballeros Caídos (The Fallen Lords) tiene dominada la mayor parte del mundo conocido y sólo unas pequeñas ciudades al oeste del mapa resisten a las invasiones: Madrigal y Tandem. Las otras principales ciudades ya han sido dominadas: Covenant, Scales y Tyr. Nuestro ejército es liderado por “Los Nueve”, un grupo de guerreros y hechiceros-Avatara comandados por el rey Alric. Sorpresivamente, un poderoso berserker de los Nueve encontró una cabeza humana viviente, enterrada en territorio enemigo, cuya información y sabiduría ayudaría a cambiar para siempre el curso de la guerra. Mientras tanto, el ejército de los Caballeros Caídos, comandado por Balor, mantiene sus avances sobre territorio humano, arrasando con poblados civiles e indefensos, sumando fuerza y territorios. Una enardecida batalla que nos mantendrá interesados en avanzar con la trama y derrotar a los enemigos.

 

 

 

La jugabilidad es similar a la de la mayoría de los juegos de estrategia: tienes unidades que debes saber dirigir y administrar para enfrentarlas con tus enemigos. En tu primera misión conocerás a los guerreros de escudo y espada, los arqueros y un enano lanza-bombas similares a las molotov. Deberás usar distintas formaciones y ubicaciones para cumplir con el objetivo que te han asignado, que en este caso es defender la ciudad y liberar el Puente del Cuervo de los ataques de las fuerzas de la oscuridad. Del lado contrario conocerás a los ghols, una especie de simios con machete que hostigarán a tus tropas de largo alcance y a los aldeanos indefensos que debes defender. También hay unos zombies con hacha llamados thrall y unos espíritus materializados que arrojan lanzas, llamados souless. Es importante saber aprovechar los espacios que ofrece el mapa: relieves, edificaciones sólidas, desniveles, árboles, aguas, etcétera. Todo es útil a la hora de ordenar a tus tropas para tender trampas a los adversarios y así exterminarlos con mayor facilidad.

 

 

 

Una característica principal de Myth es que a diferencia de los juegos típicos de estrategias, es que no puedes construir edificios ni unidades. Te las debes arreglar con las que te entreguen en cada misión. Con suerte, muy incidentalmente recibirás refuerzos luego de algún tiempo o de haber cumplido algún objetivo dentro del mapa. Por eso es importante que sepas cuidar a tus unidades. Más todavía porque cada enemigo que sea eliminado por un soldado tuyo le asignará una victoria que se transforma en mejoras para el combate: un guerrero con más victorias será más diestro con su espada y escudo; un arquero con más victorias tendrá más alcance y precisión; un enano con más victorias fallará menos sus tiros. Lo mejor es que puedes conservar tus unidades entre una misión y otra, por lo que llega un punto en que ya reconoces a tus unidades y las cuidas con más aprecio por toda la trayectoria que te llevan acompañando. Lamentablemente, si tu unidad deja de aparecer durante una misión, no la volverás a ver, o al menos no con las victorias que llevaba acumuladas. Por ejemplo, si en una misión no hay arqueros, para la siguiente que sí los haya tendrás solamente arqueros nuevos y con su contador de victorias reiniciado (esta imperfección sería mejorada posteriormente para Myth II). En algunos casos, la supervivencia de alguna unidad es esencial para pasar la misión o incluso para luego acceder a una misión secreta.

 

 

 

A medida que avanzamos, iremos conociendo más unidades, algunas mucho más poderosas que las anteriormente vistas. Podremos manejar a algunos de los comandantes de la Legión, cuyas dotes de poder están muy por encima de la media. También nos veremos en aprietos cuando debamos enfrentar a los comandantes enemigos que por lo común tienen poderes mágicos que pueden hacer desaparecer nuestros ejércitos en pocos instantes. Encontraremos aliados de otras especies, en un mundo inspirado fuertemente por la mitología celta. También será posible encontrar unidades no alineadas con unos de los dos equipos principales, pero que de igual manera combatirán hasta la muerte.

 

 

 

Como mencioné al principio del artículo, Myth destacó por sus gráficos tridimensionales: puedes hacer giros de cámara en 360º, zooms y alejamientos. Esto es muy útil para apreciar detalles del escenario y poder visualizar el terreno desde distintas perspectivas. Al principio puede que sea un poco difícil acostumbrarse al dominio espacial de la cámara, pero con un poco de práctica será un detalle más útil que molesto.

 

 

 

Los detalles del juego no terminan allí. En algunas misiones encontrarás lluvia, nieve o estanques con agua: todas estas opciones son perjudiciales para llevar a tus enanos a la batalla, puesto que sus bombas se apagarán antes de estallar y costará más trabajo dar un impacto certero. También verás que tus unidades no sólo pueden ser dañadas por tus enemigos: las flechas de tus arqueros pueden herirles por la espalda si no los controlas con cautela, o incluso un enano puede errar un tiro y abolir tu propio ejército, por lo tanto, debes ser muy claro con tus instrucciones. También puedes recibir daño por el impacto de algún resto de enemigo que haya volado en algún estallido, alguna astilla o alguna roca. La sangre brota a borbotones en cada batalla y también veremos un montón de desmembramientos.

 

 

 

La trama del juego y los avances son relatados antes de cada misión, por el diario de vida de uno de los soldados de tu ejército (jamás se revela su identidad). También encontraremos animaciones de introducción al juego y a algunas misiones. Para decorar más todavía, durante la partida nuestras unidades entablarán diálogos, algunos tienen que ver con la trama, otros son simple boberías. Incluso tus unidades maldecirán si un arquero de tu equipo le hiere por error (“Watch your fire!”).

 

 

Sin duda es un juego interesante y envolvente que no puede pasar inadvertido para un jugador que gusta de planear buenas estrategias y verse en aprietos. Fue publicado en formato CD, por lo que ofrecemos una descarga en varias partes para obtener la ISO del juego, grabarla en un disco y poder jugar cómodamente.

 

Descarga

Myth: The Fallen Lords

Contenido:

MYTH_TFL.ISO

Abandonware
PC    Windows
CD

Servidores: Rapidshare y Megaupload
Subido por: Clazzicz Gamez

 

Enlaces externos

Myth en Wikipedia

 

Thursday the 25th.
Copyright 2012

©