DX-Ball

Imprimir
Publicado el Jueves, 18 Marzo 2010 Escrito por FM

 

DX-Ball es un videojuego casual muy divertido, de los mejores rompebloques que he probado. Lanzado bajo licencia freeware en 1996 y relanzada su última versión en 1998. Creado por Michael P. Welch, basado en el clásico Megaball (juego ochentero lanzado para Amiga). El concepto es el tradicional de los rompebloques: ocupar una plataforma horizontal para golpear una pelota con la que iremos destruyendo los bloques presentes en cada nivel, y al mismo tiempo impidiendo que la pelota caiga al vacío.

 

 

 

A lo largo de la historia de los videojuegos, los rompebloques siempre se han hecho notar bajo distintos títulos. Si viajamos a 1972 nos encontramos con Pong, el primer juego que uso estas plataformas para golpear una pelota, sin embargo, no era un rompebloques porque consistía en meter goles al oponente, evitando con nuestra plataforma que él hiciera lo mismo con nosotros. Luego, en 1976, sería lanzado Breakout, el primer juego de este tipo, en donde con una plataforma y una pelota debíamos destruir todos los bloques coloridos de cada nivel. En los ochenta aparecieron varios clones más, entre ellos Megaball y Arkanoid, que explotaron el recurso y añadieron objetos que caían al destruir algunos bloques para luego ser recibidos por la plataforma y obtener algún tipo de mejora, así como también bloques malignos que nos perjudicarían. En los noventa, entre secuelas y más lanzamientos de clónicos de Breakout, aparece DX-Ball, un juego con licencia para ser distribuido gratuitamente (raro de ver en esos años) y una alta calidad tanto en sus gráficos como en su jugabilidad.

 

 

Las reglas son simples: impedir que la pelota caiga al vacío y destruir todos los bloques destructibles de cada nivel, mediante nuestra plataforma que movemos usando el mouse. Hay bloques de distinto tipo y color. Algunos se destruyen al primer contacto, otros resisten algunos golpes, y otros son casi completamente indestructibles. También hay bloques invisibles que se revelarán cuando nuestra pelota choque con ellos. Podrían ser un poco molestos al desviar nuestros tiros. La pelota mientras más va rebotando con bloques, bordes del nivel y nuestra plataforma, se va volviendo cada vez más rápida, hasta el punto en que sacará chispas cada vez que rebote con nosotros.

 

 

 

Contamos con cincuenta niveles diferentes para deleitarnos y regocijarnos. Cada nivel con un diseño distinto y muchos puntos para acumular y batir récords. Por si fuera poco, el juego incluye un editor de niveles secreto al cual se puede acceder en la pantalla de título pulsando Control + F1.

 

 

Los gráficos de apariencia tridimensional fueron responsabilidad de Seumas McNelly (Q.E.P.D.), quien posteriormente programó DX-Ball 2. Éstos cuentan con mucha nitidez y color, lo cual hace visualmente más grata nuestra partida. Lo único que podría parecer un poco vacío es el fondo ya que es completamente negro, pero a la larga es algo bueno para no perder de vista fácilmente la pelota.

 

Objetos y ayudas

 

Además, rompiendo bloques es posible ir descubriendo distintos objetos que caerán y que podremos recoger. Los azules son bloques positivos, los rojos son negativos, y los grises son neutros, cuya utilidad dependerá de la circunstancia en la que los recojas. Como opinión personal, hay bloques azules que no siempre son buenos, sino que dependerá de tu destreza con el juego la utilidad que le atribuyas, y algunos rojos pueden no ser del todo malos. Pasamos a revisarlos:

 

Ganas una pistola láser para tu plataforma. De mucha utilidad para destruir bloques. Disparas haciendo clic izquierdo.

 Con esto, las pelotas se quedan pegadas a tu plataforma, por lo que puedes dirigir con más precisión tus tiros y soltarlas cuando prefieras. Se sueltan haciendo clic derecho.

La bola se vuelve explosiva y hará estallar varios bloques al tomar contacto con uno.

Estallan todos los bloques explosivos del nivel.

Ganas una vida extra.

Los bloques explosivos se reproducen creando más bloques explosivos alrededor.

Pasas automáticamente al siguiente nivel.

Ralentiza la pelota.

Pelotas y disparos láser traspasan los bloques, arrasando con todos aquellos que estén a su paso.

Revela la posición de los bloques invisibles, y ablanda todos los bloques duros, de manera que sólo requerirán un golpe para ser destruidos.

Crece tu plataforma.

Se encoge tu plataforma.

Duplica tu pelota.

Los bloques empiezan a caer cada vez más cerca de tu plataforma.

La bola se vuelve terriblemente rápida.

Pierdes una vida (el más peligroso).

Tu plataforma se vuelve muy pequeña.

La pelota se vuelve muy pequeña. Cuesta más trabajo verla.

 

Otra ayuda significativa es el rayo que caerá sobre los bloques que no puedas destruir al final de un nivel. Cuando quedan pocos bloques, puede resultar difícil atinarles, y puedes estar varios minutos haciendo el intento sin conseguirlo, pero el juego se compadece de tu desesperación y lanzará un rayo del cielo para poder seguir avanzando de nivel.

 

 

Tips

Mientras más rápido se mueva la pelota, más puntos recibirás por cada bloque que destruyas.

Todos los objetos dan puntaje al ser recogidos, tanto buenos como malos. Por tanto, recoge todos los que puedas y que no vayan a perjudicar considerablemente tu juego.

Si quieres activar la música del juego presiona F5. Si la quieres apagar, presiona F6.

No siempre es bueno hacer crecer la plataforma, porque mientras más grande es, más probable es que cojas un objeto de muerte instantánea cuando caiga. Suelen caer cuando viene cayendo también la pelota.

Descarga

Desde Albarji Productions

Desde su página oficial

Thursday the 25th.
Copyright 2012

©