Pnickies

Imprimir
Publicado el Viernes, 30 Octubre 2009 Escrito por FM


Pnickies es un juego de puzzles lanzado en 1994 por la prestigiosa compañía Capcom. Su lanzamiento se limitó únicamente a Japón, país de origen de la empresa desarrolladora, pero gracias a la emulación podemos jugarlo íntegramente en nuestros días desde la comodidad de nuestros computadores. Aquí encarnaremos uno de los dos polos: el bien, representado por ángeles, o el mal, representado por demonios.

El bien contra el mal, para variar. ¿Ya vieron al rey estrella dentro de la plasta?

 

El sistema de juego es muy simple. Parecido a la tendencia que impuso Tetris, controlamos unas piezas que caen desde el extremo superior, las cuales de a poco van llenando nuestro espacio libre y el objetivo es deshacernos de ellas juntándolas con las de su mismo color, para así hacerlas desaparecer. Pero no basta con que sean de su mismo color. Hay unas piezas especiales que contienen una estrella, de las cuales hay que juntar dos en un mismo grupo del mismo color para conseguir que dicho grupo desaparezca. Mientras más numeroso sea el grupo de piezas, más puntos se consigue, pero es requisito adherir las ya mencionadas dos estrellas. Cada pieza, a diferencia de lo acostumbrado en estos puzzles, tienen forma de plasta y se adhieren como gelatina entre sí cuando están con las de su mismo color. Interesante detalle en la animación de los frames.

Los personajes angelicales o demoniacos son un apartado estético dentro del juego, pues hasta donde nos podemos enterar, carecen de animación al estar presentes tan sólo en el fondo del escenario mediante imágenes estáticas. Sus dibujos están muy bien hechos, denotan cierta sensualidad en sus poses, sin llegar al erotismo o a la explotación del factor sexual que en esos años ya se estaba asomando en los videojuegos.

Hay veces en que toca resignarse...

 

La dificultad del juego va creciendo a medida que se avanza. Su aumento consiste en acelerar la velocidad de la caída de las piezas, de manera que tenemos menos tiempo para pensar en dónde posicionarlas y estamos más expuestos a errar.

Quedar en primera posición no es difícil.

 

Un apartado muy grato dentro del juego es la posibilidad de poder jugar contra otra persona. En este modo de dos jugadores simultáneos, el título se torna parecido a lo que más tarde sería Puzzle Fighter II, lanzado por esta misma compañía, en donde por cada grupo de piezas de un solo color que consigamos eliminar, significa enviar piezas "basura" al oponente, que son inútiles y ocupan espacio u obstruyen la posición de sus piezas cómodamente. Esta basura sólo se elimina cuando se consigue deshacer un grupo de piezas de un solo color que se encuentre próximo.

Arrojando basura al oponente.

 

Esperando que sea de su agrado, les dejo la descarga:

 Desde Albarji Productions

 

Créditos para Juegos Clásicos Portables, blog que se encargó de subir una versión portable de este juego. ¡Muchas gracias!

Saturday the 25th.
Copyright 2012

©